Estamos pasando una temporada en la que ya no sabemos ni como vestirnos debido al clima tan cambiante e impredecible. Por las mañanas sentimos un frío intenso, en la tarde se siente calor insoportable y terminamos el día con aire helado que nos congela hasta los huesos. Sin embargo, vestir para este tipo de climas, es posible. Sólo necesitas saber jugar con tus prendas.

Te damos algunos tips que seguro te funcionarán.

 

1.Las capas son la clave

Opta por usar capas con diferentes piezas que no sean tan gruesas, así podrás irlas quitando si te da calor. Puedes utilizar blusas y suéters ligeros y complementar con una capa gruesa que puedas remover facilmente como un abrigo o chamarra.

2. Siempre incluye una pashmina/ bufanda

Funcionan a la perfección porque mantienen el calor pero no crean tanto bulto y puedes removerlas cuando haya pasado el frío. Lo mejor es que puedes guardarlas fácilemente cuando ya no la uses.

3. Combina piezas gruesas con ligeras

Si usarás un suéter grueso, opta por unos pantalones más ligeros. El punto es crear un equilibrio, a tal manera de que cuando vayas quitando capas, puedas sentirte más fresca. Así tu temperatura se mantendrá en balance. Evita que todo tu outfit esté conformado con únicamente prendas de un solo tipo, por ejemplo, puras prendas de verano o sólo prendas de invierto.

TE PUEDE INTERESAR