Ser productivo en el trabajo es sumamente importante, pero muchas veces nos desgastamos pasando las horas en el escritorio y no nos damos un ‘respiro’, lo que puede hacer que baje nuestra productividad. El tiempo en la oficina debe ser de calidad no de cantidad, sin embargo existen personas que abusan demasiado y se toman infinidad de ‘respiros’, lo que hace que su productividad tampoco sea la mejor.

En ACTUAL te mostramos el balance perfecto entre el descanso y la productividad:

Bloques de 25 minutos

Trabaja en bloques de 25 minutos, con un descanso de 5. Después de haber trabajado 4 veces en bloques de 25 minutos, descansando 5, tómate un descanso más largo de 15 ó 20 minutos, así mejorarás la concentración.

Bloques de 50 minutos 

Las personas con mayor tiempo de atención pueden funcionar bien con esta propuesta, en la que trabajas por 50 minutos y descansas 10.

Bloques de 52 minutos

¿Tienes muchísimo trabajo y un momento de inspiración? Intenta programarte para trabajar por 52 minutos consecutivos y después descansa por 17, verás lo bien que te funciona.

90 minutos

Algunos estudios han confirmado que el cuerpo está capacitado para trabajar por 90 minutos y después descansar por un buen periodo de tiempo que te reponga.

¿Qué debes hacer en tus ‘breaks’? 

  • Prepárate un buen snack saludable y disfrútalo.
  • Regálate un pequeño masaje de hombros y cuello, estírate.
  • Aprovecha para checar pequeños correos y pendientes
  • Haz una check-list
  • Ve al baño.

(Lety Casarín)

TE PUEDE INTERESAR