El Dr. Uriel Hedding nos ayudó a poder abordar un tema que preocupa a todas las mujeres sin importar edad, peso o condición social estamos hablando de la Paniculopatía Edemato-Fibroesclerótica, mejor conocida como “celulitis”.

¿Pero en realidad qué es la celulitis y por qué afecta a las mujeres?

La celulitis es una enfermedad metabólica que afecta principalmente a las mujeres en un porcentaje del 85 y 98. Está caracterizada por cambios funcionales y fisiológicos del tejido conjuntivo (tejido fibroso) junto con trastornos circulatorios e hipertrofismo de las células adiposas. 
Este problema incluye siempre un componente lipídico, vascular y otro conectivo, siendo estos los tres elementos que forman al tejido celulítico.

 

Factores que desencadenan la celulitis:

Factores predisponentes

Trastornos circulatorios, Trastornos de postura, normalmente estos son hereditarios. 

Factores determinantes

Pubertad, posparto, menopausia, hiperestrogerismo, hiperinsulinismo, hipotiroidismo. 

Factores desencadenantes

Tienen que ver con los errores de comportamiento y la carencia de hábitos higiénicos -dietéticos, como la alimentación desequilibrada, sedentarismo, tabaquismo y alteraciones posturales entre otros.

Fases de la celulitis:

Fase edematosa.

Es la fase subclínica en la que se encuentran pocos signos. Provocando pesadez de piernas, pastosidad aumentada, elasticidad disminuida y áreas hipotérmicas. Esta fase es reversible

Fase edematofibrosa.

Se agudiza el desequilibrio hemodinámico. Este edema empuja las fibras conjuntivas, rechazando también los elementos nerviosos, lo cual puede producir un cierto dolor, Se observa mayor pastosidad de la piel, disminución de la elasticidad de la misma, así como presencia de edema maleolar. Lo bueno es que esta fase también es reversible.

Fase fibroesclerótica.

Histológicamente, observamos que las fibras reticulares reaccionan volviéndose precolágenas, se hinchan y existe un aumento de los mucopolisacáridos; dando por comenzado el proceso de alteraciones estructurales con la formación de semicápsulas que envuelven a grupos de adipocitos, formándose el micromódulo. Todo esto produce una degeneración del colágeno que formará ahora bloques amorfos provocando aprisionamiento de los adipocitos llenos de triglicéridos y produciendo el aspecto clínico y visual de «piel de naranja». Aparece el dolor ante la palpación profunda. En esta fase se hace más difícilmente reversible.

Fase Esclerótica.

Se produce una alteración nutricional de los elementos del tejido conjuntivo debido a la compresión de vasos y nervios. La presión es tal que es definitiva la compresión de vasos y terminaciones nerviosas produciendo dolor provocado y algunas veces espontáneo. Los cambios tróficos son irreversibles.

Leyendo esto, podrías hacer una autoexploración y saber en qué fase está tu celulitis.

Pero, no hay nada de qué preocuparse hay muchas opciones para tratar la celulitis o hacerla lo menos molesta posible.

El tratamiento más popular en las últimas fechas es el de “ondas de choque/ ondas acústicas”, con las ondas de choque se produce una hipervascularización de la zona tratada provocando, al mismo tiempo, una descompresión de las células celulíticas hiperatrofiadas, favoreciendo una pérdida de circunferencia y centímetros del área y que quede tu piel luciendo increíble.

Por Dr. Uriel Hedding 

Twitter:  @HeddingMedical