Estar enamorad@ es una de las experiencias más placenteras de la vida. Dicen que siempre hay un “tal para cual”, sin embargo, en ocasiones nos quedamos con el “cual” que no era para nosotros ni para nadie: este es el caso del chantajista emocional.
Quienes caen en este tipo de relaciones suelen tener algunas “vetas” de codependencia. La mayoría adquiridas a través del aprendizaje o experiencias poco gratas donde la “necesidad” de un “otro” no fue satisfecha. Pero también puedes caer con una pareja chantajista, sin que necesariamente hayas pasado por una experiencia de este tipo.

Estrategia del chantajista:

Su estrategia por excelencia es complacerte, cumplir todos tus “deseos” haciéndote sentir “la joya más preciada”. Te acompañará a todos lados “para protegerte”, pero, ojo: lo que busca es convencerte de que sin él o ella, no puedes seguir o estás en “peligro”. ¡Cuidado! Su plan ya ha iniciado…

 

Estar con una pareja chantajista, seguramente te hará mucho daño y terminará por hundirte (si eres o tiene vetas de codependencia) y ¡lo peor! Te hará dudar de ti misma.
Te compartimos 7 frases que utilizan los chantajistas emocionales, para que las identifiques… ¡y puedas huir a tiempo!

1. “No te das cuenta que sin ti mi vida se acaba”

Todo el tiempo te dan a entender que, si no haces lo que quieren, te abandonarán o ellos se harán daño, pues de lo que tú hagas depende su bienestar y, “obvio”, el tuyo también.

2. “Somos pareja, apóyame y te prometo que…”
Hacen generosas promesas si accedes a lo que ellos te solicitan. Pero rara vez cumplen.

3.- “Es que si no me apoyas yo tengo que gastar en… y no me alcanza para el… que tanto querías”

Si dependes económicamente de ellos el dinero será su principal arma. Te amenazarán con no darte lo que tú querías o necesitabas.

4.- “La verdad, es que no esperaba esto de ti… yo pensé que tú eras otra persona”
Te hacen sentir que lo que otorgas, no es suficiente, en comparación con lo que ellos dan. Y así des el 100% jamás será suficiente.

5.- “Es que tu provocaste que yo me pusiera celoso por tu culpa…si no hubieras”
Te culpan de sus reacciones emocionales, las cuales suelen ser principalmente iracundas, agresivas y muy hostiles, lo que habla de su baja inteligencia emocional.

6.- “No cabe duda que Dios me premió contigo…”

Saben que terminarás siempre cediendo. Y cuando lo haces, te llenan de piropos, alabanzas, le dicen a tus amigos y familiares la maravillosa persona que eres.

7.- “No pensaba que fueras tan egoísta, tú sabías que para mí esto era muy importante y no te importó…”

Te consideran egoísta, interesada, insensible cuando no haces lo que te solicitan. Y claro, te dicen todo lo que han hecho por ti, para convencerte de la “mala” persona que eres.

Busca apoyo

Si te sonó familiar alguna de estas frases o situaciones, definitivamente puedes estar en manos de un chantajista. Curiosamente también descubrirás que no necesariamente tu pareja cubre con este perfil pero quizás sí tu hermano, tu mamá o tu papá, tu jefe o tu amigo.

No importa quién sea, lo más relevante es que busques apoyo emocional para descubrir qué fue lo que te llevó o te ha llevado a seguir el juego o a enrolarte con este tipo de personas, y así puedas salir o cambiar la dinámica de la relación y ¡lo mejor!… nunca más caer en su juego o involucrarte con alguien así.

Recuerda que una relación la hacen dos personas, y basta con que una se salga del juego para que la dinámica se modifique. Por eso el llamado es para ti, recuerda que tú no eres ni serás responsable de todo lo que hagan o piensen los demás.

Por Mariana Chávez Rodríguez