Como mujeres tenemos una pequeña obsesión con el maquillaje, todas las mañanas nos levantamos y utilizamos pinturas faciales para poder esconder las pequeñas imperfecciones que a lo mejor y tenemos en la cara y poder y tener un cutis envidiables. ¿Pero sabías que si no cuidas bien tus productos de maquillaje estos te pueden causar un daño increíble a la piel?

Las brochas con las que te maquillas son el lugar perfecto para las bacterias y el polvo si no las limpias. A veces te puede dar miedo lavarlas porque puedes sentir que las estás maltratando o echando a perder. Pero al contrario, entre más las mantengas limpias, más tiempo te van a durar. Solo tienes que tener cuidado al quitarles el residuo que se les queda después de pintarte.

¿Cada cuánto debería limpiar mis brochas?

Todas las brochas que sean para el área de los ojos los deberías de lavar mínimo 2 veces al mes, mientras que todas las demás las puedes lavar una sola vez al mes. Deberías de tirar tus brochas cuando estas ya no tienen forma o cuando empiezan a perder sus pelitos. Sin embargo, cuando se trata de Beauty blenders, estos por más que los laves una vez al mes, debes de reemplazarlos cada 4.

¿Cómo limpiar tus brochas?

  1. Mete tus brochas en un contenedor con agua tibia.
  2. Ponle un poco de jabón normal o de brochas al contenedor en donde pusiste tus brochas. Igualmente aplica del jabón en la palma de tu mano.
  3. Uno por uno, masajea la punta de tu brocha con tu mano, asegurate de que realmente le toque jabón.
  4. Enjuaga tu brocha con agua y secarlas con una toalla limpia.
  5. Vuelve a peinar tu brocha para que regrese a tener su forma inicial.
  6. Deja que se seque por completo dejándola al aire libre, nunca sobre una toalla.

(Carolina Arellano S.) 

 

TE PUEDE INTERESAR