No hay nada más rico que llegar a casa después de un largo día de trabajo o una semana pesada y consentirte como te lo mereces… Hay pequeños lujitos que debemos darnos sin culpa alguna para premiarnos por nuestros esfuerzos, no tienen que ser sumamente caros o complicados, son pequeños placeres que harán que nuestro estado de ánimo suba.

1. Un té relajante o un café que te apapache… ¡Se vale saborizarlo con vainilla!

 

2. Un abrazo de esos que se sienten ricos y no quieres que terminen.

Love GIF - Find & Share on GIPHY

3. Cariñitos de tu mascota, no hay nada más increíble que llegar a casa y te ‘muevan la colita de felicidad’.

Funny GIF - Find & Share on GIPHY

4. Un baño calientito, si le sumas musica y aromatizantes será mejor.

5. Encontrarte con un refrigerador lleno de comida deliciosa, lista para ti.

Como lo mencioné nada de esto cuesta mucho y te ayudará a cerrar tu día de la mejor manera. ¡Consiéntete, te lo mereces!

(Lety Casarín)

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR