La health coach, Valeria Lozano autora del libro: Cambia de hábitos. Recupera tu salud, alimenta tu vida. Editorial Grijalbo Vital te recomienda comer alimentos saludables y crear hábitos flexibles sustentados en investigaciones científicas.

De la mañana a la noche elige alimentos naturales, unidos a emociones positivas y sigue una espiritualidad que ayuda a lograr una transformación. El cambio puedes hacerlo cómo mejor se adapte a tu estilo de vida. Creo que lo importante es el convencimiento que tengas de hacer el cambio y sobre todo que lo disfrutes, porque el cambio de hábitos se tiene que disfrutar, dice la experta egresada del  Institute for Integrative Nutrition de Nueva York.

 

Foto: Daria Shevtsova

 

Prefiere comidas ligeras y saludables para el día sin colaciones. Pero si por alguna circunstancia lo haces, come una fruta, un jugo de verduras, nueces, almendras, no barras energéticas, galletas, bebidas energéticas,  ni yogur. Los estudios científicos revelan que un  desayuno pesado afecta la quema de grasas. En mi libro propongo que por la mañana tomes jugos de verduras. Al medio día más sustancioso y una cena ligera.

La fruta no la comas de postre,  porque se digiere muy rápido y al combinarla con otro alimento se fermenta en el estómago. Come la fruta siempre entera, no en jugo, una fruta por comida, no abuses. En el extractor coloca unos trozos de coliflor, pepino, brócoli, apio y jugo de limón, que saben raro, pero sabe delicioso.

 

 

Los beneficios del coco

El coco es una maravilla lo conocen como la fruta de la Biblia. El agua de coco que es saludable. Te recomiendo no consumas el agua de coco pasteurizado, ni en jarabe o concentrado.

No te estreses

Suma a los alimentos una rutina de meditación, porque por más alimentos que consumas si tu mente está muy alocada, ni la ingesta te puede ayudar, dice la maestra en meditación egresada del The Chopra Center University, California. Comienza a meditar de cinco a 10 minutos diarios. Al meditar no dejas de pensar, neutralizas los pensamientos, porque esos te causan estrés.

( Por Alejandrina Aguirre Arvizu)