Una de las cosas más emocionantes y a la vez de las peores (en algunos casos) que le pueden pasar a alguien que le es infiel a su pareja es el ser descubierto. Sin embargo, la reacción ante esto es diferente en cada persona e incluso género.

De acuerdo a un grupo de infieles encuestados su reacción sería la siguiente:

Hombres:

+ 30%: admitirían su delito.

30%: se mostrarían sorprendidos e inocentes y exigirían pruebas de lo acusado.

+ 22%: lo negarían  rotundamente.

+ 15%: se reirían de la acusación con el fin de parecer natural ante ella.

+ 3%: comenzaría una discusión con el fin de hacer creer a su pareja de que eso no es verdad.

 

Mujeres:

+ 35%: no intentarían ocultarlo, al contrario, lo admitirían y esperarían las consecuencias de sus actos.

+ 27%: negarían  rotundamente su amorío y el engaño a su pareja.

+ 20%: se mostrarían sorprendidas e inocentes y exigirían pruebas de lo acusado.

+ 14%: comenzaría una discusión con el fin de hacer creer a su pareja de que eso no es verdad.

+ 4%: se reirían de la acusación con el fin de parecer natural ante ella.

 

(Sofía Padilla)