El rostro es una de nuestras zonas más sensibles y de las que más cuidado requiere. Esto es porque se divide en secciones y cada una de ellas necesita de un mantenimiento diferente y especial. Por ejemplo una de estas zonas son los labios. La parte de la boca es muy sensible y se puede llegar a arrugar muy fácilmente. Cuando vamos creciendo y perdemos colágeno y ácido hialurónico, nuestros labios pierden volumen y se vuelven más delgados. Para poder evitar ésto lo más posible, hay que seguir una rutina para mantenerlos saludables.

  1. Exfolia:

Tal como lo haces para tu cara, hazlo para tus labios. De esta manera eliminarás las células muertas y los pellejitos que pueden llegar a hacer ver mal tu boca. Además, al exfoliar también logras limpiar y evitar que se manche la piel.

  1. Protege del sol:

Aunque no lo creas, los labios se manchan y se maltratan por el sol. Así que protégelos usando algún producto para ellos que contenga protector solar.

  1. No los dejes pintados:

Al igual que el resto de la cara, el dejar los labios pintados es malo. Cuando te desmaquilles intenta que sea con un producto adecuado para ellos, ya que la piel es mucho más sensible que en el resto de tu rostro.

  1. Siempre humecta:

El alrededor de tus labios es igual de sensible que el contorno de los ojos, por lo que es más probable que salgan arrugas. Así que ten una crema que mantenga humectada tu boca y los labios.

TE PUEDE INTERESAR