La última tendencia para los hombres es dejar crecer su barba, pero que ésta, sea frondosa, espesa y poblada; no es cuestión de suerte, es cuestión de cuidado y mantenimiento. El cuidado de la barba debe convertirse en una rutina para lograr resultados increíbles en poco tiempo.

¿Por qué debes cuidar la barba?

La barba, forma parte del aspecto general, influye tanto como el peinado o la ropa. Dicen que solo se tiene una oportunidad para causar una primera buena impresión, por lo que es importante tener una barba cuidada para no parecer náufrago.

La manera correcta de asear la barba

El paso principal es aprender a lavarla. Normalmente, a lo largo del día se ensucia, ya sea con restos de comida, sudor, grasa corporal o agentes externos. Además de que piel debajo de la barba es muy delicada y se debe tratar con productos menos agresivos.

Existen una variedad de jabones especiales para la barba, elaborados a base de productos naturales como menta, hierbabuena o eucalipto. Estos ingredientes eliminan las impurezas mientras que activan los poros del vello para estimularlos a crecer más.

Cuidados adicionales

Hidratar la barba es uno de los pasos más importantes para conseguir un aspecto saludable y brillante. No solo se hidrata y fortalece el vello, sino también la piel que está debajo. Lo ideal es aplicar aceites naturales como, el de coco o almendras antes de dormir.

Por último no pierdas de vista que, ningún cuidado personal es vanidad. Modelarse la barba es necesario para aquellos que prefieren dejársela larga y tener un look mas rebelde.

Para peinar la barba, el mejor momento es después de haber aplicado alguna cera que facilite el moldeado e hidrate a la vez.  Usa la cantidad necesaria de producto y aplícala masajeando suavemente, luego, con un peine dale el estilo que quieras.