Para conseguir una relación plena, es fundamental que tú también te sientas de dicha manera en el plano individual, pues sólo así conseguirás tener equilibrio entre ambas partes. Si tú eres feliz como individuo, ten por seguro que eso contribuirá de manera notable en tu relación.

Es por eso que, para que no te descuides, te recomendamos lo siguiente:

No abandones aquello que amas hacer

Tener pareja no significa abandonarlo todo. Trata de acomodar tus actividades a manera de que también tengas tiempo de ver a tu pareja, pero por nada dejes de hacer aquello que te distrae y que tanto te hace feliz.

Evita aislarte

Uno de los peores errores que podemos cometer es empezar a aislarnos al grado de no frecuentar a nuestra familia y amigos. Es verdad que cuando tenemos pareja quisieramos pasar todo el tiempo con él/ella, pero debemos recordar es importante seguir cultivando el resto de nuestras relaciones pues también son en extremo valiosas.

Planea momentos para ti

Desde tomar un baño relajante, leer un libro o tomar aquella clase que tanto deseas. Destina momentos que sólo sean para ti y en los que consentirte sea tu prioridad, además de que puedas darte un espacio para pensar, descansar y meditar.

Respeta cada espacio

Hay tiempo para todo: para estar en pareja, para estar acompañados de amigos y familia, para el trabajo y desde luego, para ti. Respeta y dale su espacio a cada cosa. Conseguirás una vida  más equilibrada.

Recuerda quién eres, qué te hace feliz y qué esperas de la vida

No permitas que nada ni nadie cambie quién eres y aquello que deseas (a menos de que sea para bien). Siempre recuerda mantenerte fiel a ti mism@ en todo momento.