Si existe una herramienta poderosa a la hora de maquillarnos, ese es el corrector. Este útil ayudante se convierte en el aliado perfecto cada vez que buscamos definir y resaltar facciones, ademas de ocultar aquello que nos incomoda, lo que lo convierte en un elemento que no puede faltar en tu caja de maquillaje.

Seguramente alguna vez te has encontrado ante la situación de no saber cuál comprar, y es que si algo es cierto es que existen diferentes tonalidades, entre ellas los correctores de colores. Para que no te pierdas y sepas cómo utilizarlos, te enlistamos los usos de cada color y algunas recomendaciones.

 

Siempre recuerda:

  • El corrector se utiliza antes de la base de maquillaje.
  • Utiliza cantidades pequeñas
  • Siempre utiliza una brocha para difuminar. Tendrás mejores acabados.

Los colores:

Verde: Neutraliza las zonas enrojecidas de nuestro rostro.

Amarillo: Ayuda a eliminar ojeras, manchas obscuras y moretones.

Salmón: Corrige las ojeras que lucen más ligeras o menos marcadas.

Violeta : Perfecto para desaparecer la huella de granitos e imperfecciones.

Azul: Elimina imperfecciones que van hacia las tonalidades naranjas.

TE PUEDE INTERESAR