¿Qué es lo que necesitamos tener o hacer para ser felices? Como sabes, hay toda una industria que ha florecido para tratar de responder esa pequeña duda, a fin de aliviar los corazones aburridos, infelices o atormentados. Gurúes, maestros de diversas disciplinas, sicólogos, líderes sociales, religiosos, expertos en coaching de vida y filósofos han escarbado en los secretos del alma y la mente de la gente para descubrir el secreto. Abundan los “expertos” que en realidad no conocen bien a bien la auténtica respuesta, pero al menos dan aproximaciones y lanzan sus propias hipótesis.

Sin embargo, una investigación de la Universidad de Harvard, presume haber encontrado una serie de respuestas que dan luz sobre este asunto; a la vez, un connotado psicólogo de esa misma casa de estudios por su lado investigó y también con bases testimoniales y estadísticas llegó a conclusiones muy terminantes. Te diremos qué encontraron ambos equipos de investigación.

 

Envejecer bien

Una investigación llamada Harvard Study of Adult Development dio inicio en 1938 y examinó la vida de más de 700 hombres –más sus parejas e hijos– para averiguar qué tiene que ocurrir para que la gente envejezca feliz y saludable, o sola, enferma o con alguna enfermedad mental. No sólo analizaron las vidas de algunos alumnos privilegiados de Harvard (uno de ellos, por cierto, era John F. Kennedy, quien se hizo presidente aunque no llegó a viejo por unas cuantas balas que se atravesaron en su camino), sino también de comunidades pobres y en hogares con problemas de Boston, Massachusetts.

Ese estudio concluyó hace poco y su actual director –el cuarto de todo el ejercicio– Robert Waldinger, profesor de la Escuela de Medicina de esa universidad, dijo que algunos de los sujetos habían tenido carreras lucrativas, otros decepcionantes, algunos terminaron alcohólicos y unos con enfermedades mentales. Un poco de todo.

Los que viven, ya acumulan unos 90 años de edad. El equipo de investigación, según reportó The New York Times, descubrió cosas reveladoras respecto de qué es lo que influye sobre el bienestar y la salud de la gente. Te sorprenderán las principales conclusiones:

  • La relación estrecha con la pareja.
  • Tener y cultivar amigos.
  • Apoyarse en la familia y la comunidad.
  • Ser liberal ayuda a tener más sexo que ser conservador.
  • Fumar no ayuda a envejecer bien.
  • El abuso del alcohol conlleva a la depresión.

 

 

Las relaciones humanas de las que hablan, por cierto, no tienen que ser siempre armoniosas, aclaró Waldinger. Aunque las parejas viejas estén peleando todo el día, si sienten que pueden confiar uno en el otro, su memoria y salud no se deterioran tan aprisa, al igual que si uno logra la cercanía y complicidad de amigos y parientes. La conclusión: el que se aísla, se enferma más fácilmente.

Recetas muy simples

Por otro lado, el psicólogo Dan Gilbert –famoso por sus cátedras en Harvard y sus charlas TED– ha hecho algunas serias investigaciones para saber la receta de la felicidad. Una de ellas fue una encuesta telefónica entre 5,000 personas de 83 países para saber cómo se sentían y si pensaban y deseaban algo diferente a lo que estaban haciendo en ese momento. Sus resultados fueron publicados en la revista Science, y revelaron que la gente suele pensar en cosas que no están ocurriendo y que esa “dispersión de la mente” los hacía infelices.

Gilbert, autor del exitoso libro Tropezar con la felicidad, dijo en España –según reportó el diario El País– que las personas suelen pensar que:

 

  • Ganar la lotería nos hará felices para siempre, pues el dinero compra la felicidad.
  • Las personas casadas son más felices que las solteras.
  • Los hijos son la mayor fuente de felicidad.

 

El investigador sostiene que el dinero sí puede comprar algo de felicidad , pero eso es cierto hasta determinado nivel. “No existe diferencia entre ganar 60,000 euros o dólares y ganar 60,000 millones”, porque hay un matiz: para alguien pobre ganar un poquito más de dinero supone una gran felicidad, pero un millonario necesita una enorme cantidad de dinero extra para apenas aumentar un poquito su felicidad.

En cuanto al matrimonio, Gilbert dice que éste sí proporciona felicidad… pero el divorcio da el triple de alegría a los hombres y luego de dos años, a las mujeres también. En cuanto a los hijos, el especialista dice que son como la heroína: esta droga da placer, pero destruye el resto de las fuentes de felicidad de una persona, como la cercanía a la familia y a los amigos. Es decir, los padres dejan de tener sexo y de ir a fiestas o conciertos cuando llegan los hijos.

 

 

Pero prepárate, que viene el resumen. El investigador afirma categórico que luego de sus pesquisas científicas, las cuatro actividades que más aportan felicidad son:

  • Practicar sexo (es la más importante, por mucho).
  • Hacer ejercicio.
  • Charlar.
  • Escuchar música.

Igual que lo hizo la larga investigación de Robert Waldinger, Gilbert concluyó que para ser feliz se debe pasar más tiempo con la familia y los amigos. “Somos el animal más social del planeta, así que no sorprende que la mayor parte de nuestra felicidad proceda de las relaciones sociales”, dice. Además, debemos cuidar nuestra salud física, hacer más ejercicio.

Así que ya lo sabes, las claves que nos da la ciencia aquí están. Ya depende de nosotros seguirlas o saberlas cultivar.

(Por JRH)