En la universidad, la vida se resume a una sucesión de exámenes, desde los de mediados de año hasta los finales, sin olvidar los mensuales y bimestrales. Con toda esta experiencia, podría parecer que hacer los exámenes podría significar un respiro para ti. Por desgracia, no siempre ese es el caso. La presión de obtener buenas calificaciones puede incrementar la ansiedad, y convertir las pruebas en experiencias devastadoras para los nervios, dicen los expertos.

Si te sigues poniendo nervioso antes de los exámenes, prueba los siguientes consejos y estrategias para controlar la ansiedad y tener más energía frente al examen. Las técnicas te las recomiendan varios investigadores, para que traigas de regreso a casa, 10 en tus notas escolares.

1.- Dedica ciertas horas del día para estudiar, pero luego realiza alguna actividad recreativa que te divierta y te permita descargar tensiones. 

img_48113942_l1

2.- No debes descuidar durante los exámenes la alimentación y el sueño. Ten presente que un buen rendimiento depende también de dormir al menos siete horas y aportar al organismo todos los nutrientes que requiere. Así que vete pronto a la cama la noche antes del examen y si quieres con tu osito de peluche.

143462848

3.- Diseña un calendario de actividades.

Para evitar que tanto la ansiedad como el estrés se adueñen de tu vida las semanas previas a un examen, debes realizar una buena planeación. Diseña un calendario con la distribución de las temáticas que estudiarás cada día, los métodos que emplearás para cada punto, así como también los días y horarios que dejarás para repasar lo estudiado.

calendario

4.- Antes del examen haz algún ejercicio para reducir la tensión corporal. Por ejemplo, puedes correr, dar un paseo o montar en bici.

bicicletas-por-barcelona

5.- Comparte dudas, experiencias, conocimientos con los amigos.

students-study-in-park

6.- Elimina pensamientos negativos

No sé si te ha pasado, pero antes de un examen nunca faltan pensamientos enemigos como “me voy a olvidar de todo lo estudiado”, “es demasiado difícil”, “todos saben más que yo”, “nunca lo voy a lograr”. Si lo analizas fríamente estos pensamientos no son veraces, especialmente porque se están anticipando a un acontecimiento que todavía no pasa. Por ello, cada vez que uno de ellos aparezca, recuerda lo anterior para derribarlo de inmediato.

7.- Llega temprano y preparado al examen.

  Al llegar temprano a la prueba y con los materiales adecuados (lápices, calculadora…), evitarás estar estresado por los pequeños detalles. Esto te permitirá enfocarte en el examen encomendado por tu maestro.

ensayo-psu

Por Alejandrina Aguirre Arvizu