Nuestro día a día suele estar lleno de estrés, apuros, obligaciones y compromisos, esto nos deja poco tiempo para hacer lo que nos gusta y preocuparnos por nosotras mismas, es por eso que te nombramos algunos consejos básicos para que nuestro día sea más equilibrado sin descuidar nuestros gustos y obligaciones.

  • Realiza alguna actividad saludable y organízate, siempre lleva una agenda (aunque sea mental) de cómo quieres que sea tu día.
  • Haz pequeños descansos durante el día, no tienen que ser mayores a 10 minutos, pero para cambiar rutina y actividades y no quedarte bloqueada en una misma.
  • Dedica tiempo a tus hobbies, siempre procura hacer aunque sea una actividad que te guste en el día, así te darás cuenta al final que no sólo fue trabajo.
  • Afronta las responsabilidades de una manera positiva, si desde el principio te limitas a decir que no podrás o no te saldrá probablemente no lo acabes logrando y esto influirá en las demás actividades que realices en tu día.
  • Siempre realiza aunque sea UNA comida sana en el día, no dejes que todo se convierta en placer.
  • Descansa bien, duerme las horas necesarias y así darás el 100 a todo lo que hagas.