A veces saber el código de vestimenta para cada cosa es muy complicado y nos quemamos la cabeza buscando qué ponernos y es que claro, como buenas mujeres, tenemos nuestro clóset lleno, sin embargo no tenemos NADA que ponernos cuando lo necesitamos.

Sigue estas recomendaciones que te ayudarán a acertar cada ocasión y verte (más) guapa. ¡Toma nota!

 

Vacaciones en la playa

– Ideal llevarte un vestido playero de tela suave, junto con tu traje de baño que irá por debajo.

– Falditas, shorticitos o pareos te ayudarán si no quieres estar completamente enseñando piel.

– Aunque quieras estar descalza, siempre lleva chanclas y evita las de tacón.

– Lentes, bolsa playera y sombrero son los complementos finales.

¡Tenemos boda!

– Pregunta el dresscode, ubica el lugar y el clima.

– Si es de día evita los colores oscuros y brillos o lentejuelas.

– Si la boda es en una playa no se te ocurra llevar terciopelo.

– La regla de oro es: NUNCA VESTIDO BLANCO, esto incluye jumpsuits, falditas ni ningún color que se le asemeje.

– Menos es más.

– Un tocado siempre sumará.

Cena formal

– Las blusas con texturas transparentes van ideal para la noche, sin descuidar que es una cena y no debe ser como un antro. Puede ser de color blanco, gris, beige, negro, o azul marino.

– Las camisas de mangas largas o tres cuartos no fallarán.

– Una falda de tubo con una t-shirt o una camisa y un blazer lucirán increíbles.

Cena informal

Leggins, pantalones de mezclilla, t-shirt y blazers todo esto combina a la perfección.

 

¡Con estos consejos podrás salirte de apuros!

(Lety Casarín)