Ningún sobresalto por la diabetes.

¿Pensando en viajar? Claro que ir a visitar una playa, conocer alguna ciudad colonial o ir al campo son excelentes ideas pero en caso de que tú o alguien cercano tenga diabetes, ¿sabes lo que debes tener en cuenta para no tener ningún sobresalto con esa condición de salud?

Los expertos de Ascensia Diabetes Care nos dan recomendaciones para saber cómo pasarla muy bien a pesar de la diabetes:


1)      Cuida el tamaño de las porciones de los alimentos. Utiliza platos pequeños y no repitas las porciones.

Cuida tus alimentos.

2)      Desayuna ligero. Haz una colación antes de cada comida fuerte y consume pocos carbohidratos durante el día, ya que en la noche es probable que se lleguen a consumir más porciones de ese tipo de alimentos.

3)      Evita el consumo de grasas. No comas frituras, empanizados, capeados, crema, mayonesa, mantequilla, tostadas fritas, etc.

Evita empanizar los alimentos.

4)      Elije carne magra. Prefiere el pollo, la pulpa de res y la variedad de pescado. Que sean preferentemente asados.

Consume pescado y mariscos.

5)      Bebe agua de jamaica, té verde o agua de limón. Puedes agregar pepino y un poco de chía sin azúcar o bien endulzado con algún sustituto de azúcar. No olvides estar tomando agua natural a lo largo del día, sobre todo si tus vacaciones serán en alguna playa.

Una rica agua de limón.

6)      Evita o modera el consumo de bebidas alcohólicas. Recuerda que contienen calorías. Las recomendaciones para la ingesta de alcohol en hombres no deben ser no más de dos copas al día y para mujeres una copa al día.

Con moderación.

7)      Elimina o modera el consumo de refrescos o jugos. Considera que contienen una gran cantidad de azúcar.

No a los jugos.

8)      Mantente activo. Realiza alguna actividad física como caminata en la playa, natación o algún tipo de actividad recreativa en el lugar donde te encuentres de vacaciones, para que esto te mantenga en movimiento y te ayude a controlar tus niveles de glucosa.

Disfruta una caminata.

9)      Mide tus niveles de glucosa, es muy importante. Lleva glucómetro y todo lo necesario para que estés en constante automonitoreo, también una bitácora con registros de tus resultados para prevenir complicaciones.

Mide tus niveles de glucosa.
A tu viaje lleva tu glucómetro, tiras reactivas y tu receta.

10)   Toma en tiempo y forma el tratamiento.  Lleva un kit de viaje que incluya un glucómetro, tiras reactivas, una hielera en caso de que se debas inyectar la insulina y por supuesto la receta médica.

Cuidar de la salud y mantener el control de la diabetes es un hábito que debes incluir en vacaciones.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu