Seguramente has oído en repetidas ocasiones que tu habitación debe ser el lugar de la casa en el que más te guste estar. Y cómo no sería de esta manera si es el lugar en donde tenemos la oportunidad de sentirnos cómodos y plenos,  además de que lo utilizamos para recargar nuestra batería y así empezar un nuevo día de la mejor manera.

Desafortunadamente, este lugar no siempre es de nuestro completo agrado lo que a veces, y aunque no lo creas, puede llegar a perjudicar la manera en la que descansas. Para que eso no te pase, y tu recamara sea el sitio en el que más cómod@ estés, te compartimos algunos tips para convertirlo en tu lugar favorito.

Utiliza iluminación cálida

Te hará sentir relajado y con mayor confort.

Procura que tus muros tengan colores agradables

Todos los colores son bonitos, sin embargo, hay colores que debes evitar. Procura optar por tonos neutros y si quieres añadir un toque de color, hazlo a través de algunos detalles como cobertores, cojines, lamparas etc.

Evita tener espacios de trabajo dentro de la habitación

Solo te hará pensar en todas las cosas que tienes que hacer o incluso te mantendrá despierto tiempo extra. Recuerda que tu habitación debe ser tu recinto especial de descanso.

Aleja los aparatos electrónicos de tu cama

Evita dejar en tu buró objetos como compuradoras, celulares o televisiones. Está comprobado que su energía interfiere con tu descanso.

Invierte en mobiliario y detalles

Consiéntete con ese colchón que tanto deseas, con ese cobertor cuya textura y color te hacen sentir bien, invierte en unos buenos cojines e incluso en decoración que te fascine. ¡El punto es que te sientas completamente cómodo en tu cuarto!

Dale un plus a tu espacio

Añade toques agradables como aromatizantes, verlas y difusores. Le darán un toque extra a tu habitación.