Ser la mejor versión de ti misma no es tan complicado como parece. Hay ciertas cosas que olvidamos en nuestro día a día, y muchas veces nos perdemos dentro de la sociedad, o en un noviazgo, y nos olvidamos de ser nosotras mismas. Por esto mismo, en ACTUAL te damos 7 cosas que puedes hacer o cambiar que te harán más feliz, más sana e incluso más auténtica. ¡Descúbrelas!

1. Sé egoísta:

Que cada paso que des sea en búsqueda de TU bienestar (en el amor, en el trabajo, con tus amigos, en la vida). Siempre busca hacer las cosas que vayan contigo y tu persona, no te dejes influenciar por las opiniones de los demás y toma decisiones por TI. Una vez que definas quién eres y qué quieres ser, nada ni nadie te va a poder lastimar.

2. Muévete:

No tienes que matarte horas en el gimnasio, simplemente muévete, no te tires horas a ver la tele, comer papás y hacer simplemente nada. Haz las cosas por ti, sal a caminar mientras escuchas tu playlist favorita, saca a pasear a tu mascota, brinca la cuerda, métete a clases de baile, lo que sea que te mantenga activo. Esto no sólo va a beneficiar tu estado de ánimo, sino que vas a sentir que estás haciendo cosas por ti, en lugar de ver como los demás hacen cosas por ellos… y tú sólo los ves desde tu sillón.

3. Come rico sano:

La mayoría de los días, NO TODOS. No te mates en dietas que a la larga, cuando las acabes, te hagan rebotar. Aprende a comer rico saludable, no batalles con lo sano, hazte su amiga y come bien casi todos los días de la semana, pero también date tus lujitos de vez en cuando. Toda la clave está en no exagerar, sino en encontrar un equilibrio entre la comida sana y tus postres favoritos. No tienes que eliminar las donas, las crepas o incluso las papas, para toda tu vida, sólo no las comas diario, haz que ese lujo sepa mejor una vez a la semana… o dos.

4. Encuentra tu pasión y hazla tu trabajo:

Este punto suena MUY cliché, sin embargo, tiene un toque de verdad. Muchas veces, a lo largo de nuestras vidas vamos eligiendo caminos que nos son impuestos, sin realmente voltear a ver nuestros gustos o pasiones, o incluso el descubrir el para qué somos buenos. Si quieres vivir la mayoría de tus días felices, hazte un análisis introspectivo, descubre cuál es tu pasión, o qué te encantaría estar haciendo toda tu vida, y entonces toma un camino que te dirija a él. Es totalmente cierta la frase que dice: Si te gusta tu trabajo, no tendrás que trabajar un día de tu vida. No hay como el despertarte cada día para trabajar en lo que más te gusta hacer… ¡piénsalo!

5. Ponte metas:

Es MUY importante tener metas determinadas, cuestionarte y descubrir ¿a dónde quiero llegar? Ya sea que, siempre soñaste con ser CEO de una empresa, hacer un triatlón o un maratón, emprender tu negocio, o tener un cuerpazo; el que ese sueño se cumpla o no está en tus manos. Si te pones metas, aunque sean chiquitas, y te comprometes a lograrlas, eventualmente te darás cuenta de que vas a poder lograr  lo que quieras. Es muy importante que empieces con algo… ¿cuál es tu siguiente meta? 

6. Apasiónate de algo, lo que sea (además de tu trabajo):

El tener algo que te apasione (puede ser que amas las series, el cine, viajar o te interesa mucho el arte) sea lo que sea, hazlo tuyo y aprende mucho sobre ESE tema. Esto no sólo te dará un interés al cual aspirar, sino que te dará también personalidad. Muchas personas carecen de este factor (personalidad) por que viven por y para los demás, pero si encuentras algo que a TI te guste, entonces esto de cierto modo te va a diferenciar de los demás, y tú solita vas a poder encontrar ese toque especial de ti. No dejes que la misión de tu vida sea sólo el tener hijos y casarte, ten más intereses.

7. Aprende a decir NO:

Este dato también es muy importante, ya que muchas veces nos dejamos llevar por la vida, y en vez de tomar las decisiones por nosotros, la tomamos por los demás. Es muy importante aprender a decir que NO, ya sea con amigas que NO te estén haciendo del todo bien, un novio con el que NO quieres estar pero estás por comodidad, un trabajo que NO te hace feliz. En la vida nada es a fuerzas, tú has decidido qué camino recorrer, así que aprende a decir esta mágica palabra y podrás tomar mejores decisiones pensando en TI. (Claro, no exageres tampoco.)