Los hombres se sienten más atraídos por mujeres en tacones altos porque la ven por encima de la altura media, más estilizadas y elegantes que el común. Científicos de la Universidad de Bretagne- Sud, Francia mostraron que el tamaño de los tacones ejerce un efecto poderoso en el comportamiento de los varones. Para las mujeres no es un secreto que los tacones altos atraen al sexo opuesto, desde las calles de Roma hasta las avenidas de Nueva York, París o Milán saben que son un símbolo de feminidad. También la Cenicienta huyó con el príncipe con sus zapatos de cristal que medían 1,15 centímetros. Pero las mujeres que los usan regularmente, deberían saber que este tipo de calzado puede causar un desequilibrio en los pies.

“Sencillamente, hacen que la mujer se vea más hermosa”, opina el ortopedista, Guillermo García Pinto, Jefe de Ortopedia del Hospital del Estado Mayor Presidencial, de la Sedena. El problema es que los tacones altos pueden provocar dolor de espalda y aumentan el riesgo de lesiones en los tobillos y su uso prolongado puede incluso afectar permanentemente los tendones de la pantorrilla. Al estar elevado el talón, el tendón de Aquiles se tensa. Un tacón de siete u ocho centímetros obliga a forzar los metatarsianos, ensancha la parte delantera del pie debido a la presión y acorta el tendón de Aquiles hasta el punto de que pasado unos años te incapacita para andar sobre las plantas y luego afecta las rodilla, tobillos y cadera, explica el especialista vocal del Colegio Mexicano de Ortopedia y Traumatología, AC.

 

El experto te recomienda:

1.- Si por la mañana calzas tacones altos, al llegar a casa usa zapatos cómodos de pieles más flexibles, que se adaptan mejor a la forma de cada pie de suelas con cauchos de alta calidad y resultan más blandas, lo que permite que el pie no sufra al pisar por los distintos tipos de superficie.

2.- Cuida el peso.

3.- Practica algún ejercicio. Escoge entre la natación, montar en bicicleta, gimnasia, caminar, jugar baloncesto o bailar zumba.

4.- En las noches, los baños de agua con sal son un regalo para los pies.

5.- Practica  ejercicios de fortalecimiento del tobillo, como caminar sobre el talón del pie, o, sentada, levantar la parte delantera de los pies descalzos, manteniendo el talón en su lugar.

Por (Alejandrina Aguirre Arvizu)