¡No es ninguna novedad! Los detalles hacen toda la diferencia. Un moño como complemento de cualquier blusa, cambia por completo su diseño y lo hace ver por mucho más llamativa y quizá, un poco más formal.