¿Qué llevó a la mexicana Daniela Soto-Innes de tan sólo 28 años de edad a convertirse en la mejor chef del mundo?

La mexicana, originaria de la Ciudad de México, afirma que sus deseo de convertirse en chef se dio porque su infancia estuvo ligada a la cocina: su madre y su abuela se convirtieron en sus maestras. De hecho, su abuela tenía una panadería. Como ella misma dice, fue producto del matriarcado.

A los 12 años de edad la familia de Daniela Soto-Innes emigró a Houston, Texas y en la familia se daban competencias en la cocina por ver quién conseguía preparar el mejor mole o el mejor ceviche, siempre en un ambiente de armonía y alegría.

Precisamente su desparpajo para preparar los alimentos, así como el romper con el molde de los chefs tradicionales fueron algunos de los puntos en su favor para que The World’s 50 Best Restaurants le otorgara la distinción como la mejor chef mujer del mundo (The World’s Best Female Chef).

Daniela Santos-Innes despacha en dos restaurantes de comida mexicana en Nueva York: Atla y Cosme, los cuales posee junto con el destacado chef Enrique Olvera, sí el afamado creador del restaurante Pujol, reconocido como unos de los mejores de América Latina.

Felicidades a nuestra mexicana que demuestra que cocinar con el corazón siempre trae buenas recompensas.

Por A.C.