Si te gusta el vino, de seguro habrás vivido la escena en algún restaurante o bar: al pedir una botella, casi sin excepción el mesero retirará el corcho, te lo dará a oler o lo dejará sobre la mesa, y servirá un poco de vino en tu copa; muy poquito, apenas para que compruebes que está en buen estado. Si lo apruebas, el camarero te preguntará si deja respirar el vino o si lo sirve de inmediato. Depende de tu decisión que ocurra una cosa o la otra.

Ese proceso de “dejar respirar” el vino unos minutos normalmente es bien visto, independientemente de la marca, o si es un vino joven o de guarda, añejado. Sin embargo, hay quienes recomiendan hacer algo un poco más extremo: decantar, es decir, vaciar la botella en un recipiente de vidrio para oxigenar el líquido, sobre todo para aquellos vinos estructurados y carnosos, a fin de suavizar asperezas y liberar aromas ocultos.

Decan 4AmadeoRiedel_Decanter

Sin embargo, algunos otros especialistas alertan de que más vale ser precavido para no echar a perder las características de un buen añejamiento al vaciarlo en el decantador. Habrá vinos que en lugar de mejorar sus características, las pierda en el proceso de oxigenación y liberación del alcohol.

Asimismo, se asegura que decantar sirve muy bien en aquellos vinos buenos que acumulan un largo tiempo en botella, por lo que los sedimentos propios de la uva con la cual fue hecho tienden a quedarse en la parte inferior. Lo recomendable es vaciar el vino en el decantador con suavidad dejando caer el líquido en las paredes del recipiente, y detenerse justo antes de que las partículas se incorporen de nuevo.

Si es un vino joven se puede dejar dos horas antes de beberse, si es un vino viejo hay que hacerlo mucho antes, para evitar que se oxide demasiado.

decantador 2-peugeot

Otros especialistas exclaman ¡al diablo!, y se ciñen al clásico ejercicio de airear el vino moviendo la copa en círculos; insisten en que no se necesita nada más.

Así pues, tendrás que acudir a tu intuición y alguna opinión especializada en la bodega o almacén sobre aquellos vinos que merecen y soportan ser decantados.

Lo cierto es que algunos fabricantes han hecho diseños espectaculares con este pretexto. Aquí te presentamos algunos, partiendo desde el clásico decantador hasta los más imaginativos, como el elegante Amadeo, que se hizo para conmemorar los 250 años del fabricante de objetos de vidrio y cristal Riedel, o el Boa doble, que desdobla el vino en segundos, presentado en el año chino de la serpiente.

(Por JR)Decantador 3 Modena Wine Aeration

TE PUEDE INTERESAR