En Michoacán existen tres lugares conocidos por contar con un cráter volcánico cubierto de agua, maravillas naturales que vale la pena conocer en esta Semana Santa.

¿Sabías que Michoacán cuenta con tres albercas volcánicas? Se trata de volcanes extintos que guardan en su cráter lagos, en los cuales se pueden practicar diversas actividades; desde una caminata por sus alrededores, hasta un paseo en lancha; convirtiéndose así, en una alternativa diferente para este periodo vacacional.

Uno de ellos está localizado a escasos 15 minutos de Morelia, en el pueblo de Teremendo de los Reyes. La Alberca tiene como característica la tonalidad del agua, la cual cambia de café a verde esmeralda; tal fenómeno se debe a los nutrientes que se acumulan en el fondo del lago. El lugar tiene un mirador turístico.

Uno más es la Alberca de los Espinos localizada en el municipio de Jiménez, que tiene gran importancia internacional debido a que es uno de los 142 sitios Ramsar de México. Desde Morelia toma la autopista México-Guadalajara. Al llegar a la desviación a Zacapu sigue por la carretera Zacapu-Panindícuaro hasta llegar al cono volcánico.

Al interior del cráter se puede observar un bosque tropical caducifolio en buen estado de conservación y un bosque de galería que se extiende alrededor del lago.

El tercer cono volcánico se encuentra en el Pueblo Mágico de Tacámbaro conocido como La Alberca de Chupio, que vale la pena visitar. Puedes nadar en sus aguas y disfrutar del clima templado que predomina la mayor parte del año en esta región.

Las tradicionales calles de Tacámbaro.

Asimismo, cabe resaltar la catedral de San Jerónimo, su construcción se llevó a cabo hacia el siglo XVI, que custodia tesoros de arte sacro con alto valor histórico como el retablo de bronce que simboliza el trono de Dios.

La ventaja de las tres zonas es que se puedes llegar en coche y se encuentran dentro de poblados en lo que hay otros sitios de interés que puedes agregar al recorrido. Ahora que lo sabes… ¡anímate!

Por Alejandrina Aguirre Arvizu