El reparto de la película Black Panther, la actriz Glenn Close y el intérprete Rami Malek fueron los principales ganadores de los premios del sindicato de actores de Hollywood, los SAG, considerados como un anticipo de lo que puede pasar en los Oscar.

La cinta sobre el superhéroe africano de Marvel, que lideró la taquilla mundial en 2018, recibió el premio “al mejor reparto”, superando a la favorita Nace una estrella y a Infiltrado en el KKKlan, del veterano director Spike Lee.

El elenco de Black Panther, compuesto en su mayoría por actores negros, era uno de los más impresionantes con actores como Angela Bassett, Chadwick Boseman, Danai Gurira, Michael B. Jordan, Lupita Nyong’o, Andy Serkis y Forest Whitaker.

“Todos sabemos lo que se siente cuando te dicen que no hay lugar para ti en una obra, aunque seas joven, talentoso y negro”, dijo Chadwick Boseman, que encarna a Black Panther, en el escenario del auditorio Shrine de Los Ángeles.

“Sabíamos que teníamos algo especial, que podíamos ser humanos de pleno derecho en los papeles que interpretábamos”, aseguró.

Black Panther no competía en ninguna otra categoría, salvo en la de mejores especialistas, un galardón que también ganó gracias a su equipo compuesto por decenas de profesionales.

En las categorías individuales, el jurado de los premios SAG confirmó en gran medida lo visto durante los Globos de Oro, entregados a principios de mes.

Rami Malek volvió a sorprender al llevarse el galardón al mejor actor por su interpretación de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody, superando al gran favorito, Christian Bale, irreconocible en su papel del exvicepresidente estadounidense Dick Cheney en Vice.

Glenn Close ganó por su parte el galardón a la mejor actriz por La buena esposa, frente a otra premiada en los Globos de Oro, Olivia Colman, que encarna a la reina Ana en La favorita, la película que encabeza las nominaciones en los Óscar (10 categorías).

Menos famosos que los Globos de Oro, los SAG se consideran como un indicador más fiable de cara a los Óscar, ya que 1,200 de sus miembros votan también en los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, sobre un total de 6,000.

Fotos: AFP

Gaga y Cooper, los grandes perdedores

Bradley Cooper y la estrella del pop Lady Gaga, entre los favoritos a raíz del éxito popular de Nace una estrella, pasan ahora por los grandes perdedores de la noche. 

La sorpresa de esta 25° edición de la ceremonia fue Roma, del director mexicano Alfonso Cuarón, aclamada por la crítica y favorita de los Oscar, que no recibió ninguna nominación para los SAG.

El actor Mahershala Ali ganó el premio al mejor actor de reparto por Green Book, en la que encarna al pianista negro Donald Shirley, que se atrevió en 1932 a hacer una gira por el sur de Estados Unidos, donde aún imperaba la segregación racial. Hace unas semanas, había recibido un Globo de Oro por la misma interpretación.

a estatuilla de la mejor actriz de reparto fue para Emily Blunto por el thriller fantástico Un lugar tranquilo, dirigido por su esposo, John Krasinski.

En el apartado de los premios televisivos, el equipo de la serie The Marvelous Mrs Maisel logró los tres galardones en la categoría “comedia”: mejor actor (Tony Shalhoub), mejor actriz (Rachel Brosnahan) y mejor reparto.

Y en la categoría de series dramáticas, Sandra Oh consiguió la estatuilla de mejor actriz por su papel en Klling Eve, que ya le permitió ganar un Globo de Oro. Jason Bateman recibió el galardón de mejor actor por Ozark.

(AFP)