Cuando se habla de trastornos alimenticios o enfermedades de alimentación, siempre se piensa en una mujer súper delgada que no come, o en una niña que devuelve el estómago después de cada comida. Sin embargo, hoy en día el número de hombres que sufren de desórdenes alimenticios ha subido un 70%.

Algo de lo que los doctores se han dado cuenta, es que realmente no se sabe si los números de hombres que sufren de estas enfermedades ha subido porque se están empezando a sentir presionados por la sociedad por tener un cuerpo de cierta forma. O si es porque esta enfermedad se está dejando de considerar puramente de mujeres.

Aunque ya por fin los hombres están empezando a acercarse a doctores y pedir ayuda, en un año solo se diagnosticó a 1098 casos, mientras que en el mismo tiempo se admitieron a 12054 mujeres al hospital por trastornos alimenticios.

Así que es tiempo de revalorizar nuestras prioridades y darnos cuenta que lo más importante es ser saludable.

 

TE PUEDE INTERESAR