Un experto en oftalmología y diabetes ofrece recomendaciones para que puedas vivir mejor.

Control sobre la diabetes.

La diabetes es un trastorno metabólico caracterizado por un alto nivel del azúcar en la sangre, que aparece cuando el cuerpo no utiliza correctamente la insulina para bajar la glicemia.

Esta enfermedad puede afectar los ojos, el corazón, los nervios, los pies y los riñones.

Está asociada a un tipo de vida sedentaria; la mayoría de quienes la sufren tiene sobrepeso en el momento del diagnóstico.

Actual conversó con el oftalmólogo Luis Porfirio Orozco Gómez, vicepresidente del Consejo Mexicano de Oftalmología, y especialista en diabetes, para conocer algunos de los consejos que ofrece a las personas que sufren este tipo de padecimiento crónico y degenerativo.

Cuida tus medidas.

1.- No te excedas

Come lento y realmente disfruta las comidas. Si la comida va a ser servida alrededor de tu horario regular, trata de ingerir la misma porción de carbohidratos que normalmente comes.

2.- Vigila tu ABC

Esto es clave para el control de la diabetes: La A hace referencia a la prueba de hemoglobina glucosilada, que mide el nivel de azúcar en la sangre. La recomendación es que las personas con diabetes realicen esta prueba cada tres meses.

Come saludable.

La B a la presión arterial y la C el colesterol. Si quieres vivir bien con la enfermedad no sólo es importante el control de la glucosa, sino también de la presión arterial y el colesterol, pues hay complicaciones que pueden afectar los milimétricos vasos sanguíneos y afectar la retina.

3.- Sé selectivo

No debes comer todo lo que está en la mesa. Muchos platillos son altos en carbohidratos. Olvídate por completo de los alimentos light, jugos, refrescos y comida «chatarra».

Una correcta exploración oftalmológica es fundamental.

4.- Consulta al oftalmólogo

Si tienes un diagnóstico de diabetes acude a la primera revisión y después cada año. Existen tratamientos adecuados.

Práctica algún ejercicio.

5.- Practica ejercicio

La mejor manera de compensar por haber comido un poco más de lo normal es ejercitándote. Inicia con una caminata, incluso puedes involucrar a tu familia para hacer extensivo y entretenido el beneficio.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu