Tal vez no salen a cazar mamuts, ni se visten con las pieles de sus presas. Tampoco se pasan las mañanas pintando bisontes en las paredes de una cueva, pero se esfuerzan cada día por llevar la existencia de un auténtico cavernícola. Siguen la dieta «Paleo».

Los seguidores de la dieta paleolítica defienden que adoptar el estilo de vida de los hombres que habitaron la tierra entre 2.5 millones y 10,000 años atrás es lo más beneficioso para nuestra salud. Este movimiento, que comenzó reivindicando una alimentación primitiva, se ha extendido al entrenamiento físico, la maternidad o los hábitos de sueño.

La nutrióloga en bienestar, Kasey Kilpatrick, del Hospital Houston Methodist comparte algunas recomendaciones antes de que te decidas seguir ese régimen alimenticio.

Los primeros seguidores de esta dieta dibujaron esto…

¿Qué es la dieta Paleo?

Alto consumo de carne.

Se enfoca en un plan alto en proteínas y restrictiva en granos y lácteos, que enfatiza el consumo de carne, frutas y verduras. Básicamente, se puede comer cualquier cosa que era disponible para nuestros ancestros pero ¿es buena para todos?

Quien se somete a este régimen no debe consumir granos, legumbres, lácteos, papas, aceites vegetales refinados, y sal, dando lugar al consumo prioritario de carne de res, pollo, pescado o cerdo. Aceites específicos, como el de coco, el aguacate y oliva, también son amigables con esta dieta, dice la experta Kilpatrick, del Hospital Houston Methodist a Actual.

Aceite benéfico.

¿Es saludable?

En general, nutriólogos y médicos no recomiendan eliminar grupos enteros de alimentos (granos, lácteos, legumbres) en su dieta, apunta la especialista, que sugiere a las personas preguntarse siempre: ¿existe respaldo científico sobre ciertas intolerancias alimentarias o será que las reglas son arbitrarias?

La dieta de un cazador debió haber tenido una cantidad muchísimo mayor de fibra que la incluida en la dieta Paleo de hoy en día. La cultura de este tipo de dieta pone un gran énfasis en el aspecto de cómo comer como un humano ancestral y suele olvidarse de incluir la alta cantidad de fibra que se necesita. Al remover de esta dieta dos importantes grupos de alimentos ricos en fibra (legumbres y cereales), se tiene que adoptar un enfoque hacia el consumo de frutas y vegetales para compensar la falta de fibra, explica la experta del Hospital Houston Methodist.

Los seguidores de la dieta Paleo restringen los cereales.

Otra falla de la dieta Paleo estricta, es la alta ingesta de carne. La recomendación diaria dicta que el consumo de pollo, cerdo o res no debe exceder los 140-170 gramos diarios, y no es extraño observar que los seguidores de ese régimen consumen dicha cantidad, pero en cada comida.

¿Cuáles son los efectos secundarios de Paleo?

Las personas comúnmente refieren falta de energía y experimentan dolores de cabeza y en los músculos después de comenzar dietas bajas en carbohidratos. Estos síntomas son muy parecidos a los del resfriado, y por ello se le conoce como “gripe de carbohidratos”, aunque la causa sigue siendo un misterio, señala la experta. En general, la persona puede sentirse mejor al poco tiempo después de comenzar la dieta Paleo.

¿Es buena para perder peso?

Comer como la gente de la edad de piedra no significa, necesariamente, que perderás peso. De hecho, es muy factible ganarlo con este régimen. Estudios han demostrado que esa dieta no es efectiva en la pérdida de peso a largo plazo.

Por último, la experta del Hospital Houston Methodist concluye que, “lo que sí me gusta de la dieta Paleo es su énfasis en consumir alimentos reales y evitar los industrializados. La mayoría de las personas que están haciendo este plan están comprando y cocinando alimentos naturales y eso es bueno, aunque no necesariamente haya que seguir este régimen que puede ser extremo, para fomentar este hábito”.

Por otra parte, el escritor Mark Sisson, autor del libro Los 10 mandamientos del cavernícola (Grijalbo, colección Vital), afirma que con esta dieta es posible reprogramar los genes para la pérdida de peso, la salud y la longevidad.

Beneficios de la dieta paleo

1.- Mantiene el equilibrio de la energía a lo largo del día.

2.- Consigue que los niveles de azúcar en sangre sean estables y adecuados.

3.- Mejora la piel.

4.- Reduce las alergias.

5.- La combinación de carnes y pescados con verduras y frutas sacia lo suficiente, para no tener hambre.

Fuente: Sébastien Noël, creador del blog Paleo Leap.

Contraindicaciones de la dieta paleo

La dieta Paleo puede aumentar el colesterol.

Problemas cardiacos: como la dieta está basada en alimentos con elevado contenido de proteínas animales, puede provocar el aumento del colesterol malo LDL, la disminución del colesterol bueno HDL y aumentar los riesgos de sufrir enfermedades del corazón.

Problemas en los riñones: por las proteínas los riñones tienen que trabajar más, eliminando más cantidad de urea.

Por bajos carbohidratos: al eliminar los cereales, almidones y ciertas legumbres algunas personas pueden sufrir fatiga, irritabilidad o temblores.

Fuente: Sébastien Noël, creador del blog Paleo Leapun.

Que sí comer

Aceite de oliva, alimentos frescos, frutas y verduras de temporada, frutos secos ricos en omega 3, pescado, mariscos y carne y raíces.

Qué no comer

Alimentos procesados, azúcares, cereales, harinas y lácteos.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu