Si eres de las que sufren con la aparición de los molestos granitos en tu rostro, sigue estos consejos de limpieza que te ayudarán.

El cutis es delicado cuando se trata de cuidado, ya que si no tienes una limpieza correcta puedes afectar tu piel. Una de las enfermedades más comunes en el rostro es el acné.

Este problema se produce por varias situaciones, no tener una rutina de limpieza facial es una de las más comunes.

Usa una línea especial que prevenga la aparición de barros, espinillas y puntos negros. De preferencia, la fórmula debe contener un limpiador- exfoliante con extracto de toronja adicionado con vitamina C que refresque y limpie tu piel, dejando un cutis suave.

Asegúrate, que ese limpiador facial no contenga aceites sino ácido salicílico, que ayuda a limpiar tu cutis y eliminar las impurezas sin resecar la piel.  Al final, tu cutis tendrá un un efecto aterciopelado.

Emplea toallitas de limpieza

Por último, emplea toallitas limpiadoras que asean totalmente las impurezas que puedan obstruir los poros y evitan las apariciones de acné.

Ahora te dejamos 5 tips que pueden ayudarte:

  1. Desmaquíllate y lávate el rostro antes de dormir

Tanto la tierra que acumulamos durante el día así como las capas de maquillaje (sea poco o mucho), contribuyen a que tus poros se obstruyan ocasionando brotes indeseables.

2. Vigila los productos de belleza que usas

Cremas, desmaquillantes y maquillajes, ¡todos ellos podrían tener un poco de culpa! , sobre todo si se encuentran alterando tu Ph o simplemente porque resultan en exceso grasosos o pesados para tu tipo de piel.

3. No bebas café en exceso

Pareciera un mito pero la realidad es que la acidez del café podría alterar tu Ph si lo consumes en grandes cantidades, lo que podría ocasionar un descontrol que termine ocasionando imperfecciones en tu piel.

4. Cuidado con tu celular

Nuestros teléfonos son unos de los objetos que más bacterias acumulan por lo que al utilizarlos (y más si no se han desinfectado o limpiado en mucho tiempo), podría ocasionar imperfecciones. Para evitarlo te recomendamos limpiarlo frecuentemente.

5. Refuerza tu consumo de vitamina D

La falta de vitamina D ocasiona que tu sistema inmunológico se debilite, permitiendo que las bacterias invadan tu organismo más fácilmente, y créenos, tu piel también llega a verse afectada.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu