Tu cuadrúpedo es tu mejor compañero y así como él no quieres perderte de vista, a ti te gusta tenerlo muy cerca cuando estás en casa. Es tan fuerte el vínculo que quieres hacerle un huequito en tu cama a la hora de dormir. Si lees a continuación lo pensarás dos veces antes de decidir.

“No es recomendable dormir al lado de un animalito, tanto por cuestiones de salud del humano, como de conducta del invitado”, opina el veterinario Cristian Dariel Castillo Ocampo, para quien lo más conveniente es que el perro o gato tenga una especie de camita que puede estar al lado de la de su dueña”.

0013647464

En cuanto a  los motivos para que tu mejor amigo NO suba tu cama, más que para saludar, el especialista señala “malos hábitos” del animal como lamerse los genitales o emitir gases. Por otra parte está el relajamiento de jerarquías, al dormir con su dueño el perro deja de verlo como el líder de la manada, esta igualdad de estatus puede convencerlo de adueñarse agresivamente del espacio.

¿No lo crees? Recuerda cuando tu pequeño monstruo se extiende por toda la cama y te deja apenas un pequeño espacio. Es intencional porque está marcando que es dueño del territorio.

0013647472

Si a pesar de esta info sigues empeñada en compartir tus horas de sueño con un animalito de compañía, Castillo Ocampo pide tomar una serie de medidas que harán la convivencia más saludable.

Para tu mascota:

1.- Desparasitado y al corriente en sus vacunas

2.- Bien bañadito cada veinte o treinta días.

3.- Libre de pulgas y garrapatas

Para el humano:

1.- Aspirar el colchón regularmente

2.- Cambiar la ropa de cama una o dos veces por semana.

3.- Ventilar la habitación lo mejor posible

4.- Dejar siempre abierta la habitación por si el animal quiere “ir al baño”. Debes haberle asignado un lugar para ese momento.

Por último, el veterinario Castillo pide recordar que el perro más feliz es aquel que conserva su rol de mascota y, por ende, respeta los espacios de su lideresa… tú.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR