Dulce María ya empieza a preparar su boda con el guapérrimo Paco Álvarez. Todavía le falta concretar muchos planes, pero de algo está segura: en ese gran día no estarán invitados ni ‘ex’ suyos, ni de su pareja.

Y no por celos o inseguridad, aclara la intérprete de “Ya no”; la medida que acordó con su futuro esposo parte de querer vivir intensamente en el aquí y el ahora, y dejar al pasado completamente atrás.

Entrevistada en exclusiva por JDS a su llegada a un coctel de la firma Mido, la ex RBD confirmó que está feliz con su decisión de casarse con el productor musical. “Estoy muy enamorada y creo que él siente lo mismo”, explicó con una sonrisa pícara.

En cuanto a los planes para el enlace nupcial, Dulce María comentó que todavía no tienen ni lugar ni fecha, pero que quieren algo muy íntimo que no requiera ni grandes preparativos, ni mucha parafernalia.

“Nos ilusiona una ceremonia en la que estemos acompañados por quienes nos aman y siempre han apostado por vernos juntos felices”, comentó.

Por otra parte, mencionó que en la lista de sus invitados no habrá sitio para quienes en algún momento ocuparon su corazón, comenzando por Poncho Herrera. “Lo hago por respeto a que ya salió de mi vida y a que es muy feliz en el camino que ha seguido”.

Dulce María agregó que su prometido tomó una decisión similar.

Y aunque no tiene ni vestido ni padrinos ni nada, sí hay una hada madrina que les está ayudando a organizar su enlace.

“Será algo muy natural, simple pero con nuestro toque personal que reflejará nuestra promesa de hacer crecer este amor que nos ha unido”, apuntó la también actriz e influencer.

Por Pedro C. Baca

Con info de JDS

Fotos PHOTO AMC