Hace apenas cinco años la familia real de Suecia carecía de niños a quienes consentir. Mientras que daneses, españoles, holandeses, belgas y noruegos se deleitaban con las ocurrencias de los más pequeños de la Corona, los suecos se limitaban a ser los padrinos de bautizo de los otros mini royals europeos.

Todo empezó a cambiar el 23 de febrero de 2012 cuando la princesa heredera Victoria dio a luz a Estelle Silvia Ewa Mary, duquesa de Östergötland, una niña que, gracias al cambio de la constitución en 1980, nació con la condición de futura reina de Suecia, incluso si después tenía un hermano varón.

Desde la llegada de su pequeña, Victoria y su marido, Daniel Westling, duque de Västergötland, no han escatimado información acerca del crecimiento y educación de Estelle. Por ello sus apariciones públicas han sido constantes, seguidas por la difusión de imágenes oficiales. Gracias a estas medidas, la pequeña princesa es muy querida por sus futuros súbditos quienes están embelesados con sus ocurrencias y gracias.

Victoria de Suecia con su hijo Oscar Estelle de Suecia con sus orgullosos padres Victoria y Daniel

Estelle no estuvo ‘sola’ por mucho tiempo. Justo dos años después de su nacimiento, el 20 de febrero de 2014, la princesa Magdalena dió a luz a Leonore Lilian Maria, duquesa de Gotland. La primogénita de Magdalena y el financiero estadounidense Chris O’Neill fue la primera princesa sueca en nacer fuera del reino, pues vino al mundo en Nueva York, ciudad en la que residían entonces sus padres.

Leonore perdió su condición de hija única el 15 de junio de 2015, día en el que nació Nicolás Paul Gustaf. Al igual que su hermana, Nicolas ostenta el título de príncipe real. Además, es duque de Angermanland.

El “baby boom” ha seguido este año. En marzo pasado, la cigüeña volvió a visitar a los príncipes herederos para entregarles un hermoso bebé, Óscar Carlos Olof duque de Escania, a quien su padre promete contagiarle el gusto por los deportes de alto rendimiento en los que es experto.

Ahora, los suecos príncipes Carlos Felipe y Sofía, recibieron a su primer crío en abril y esperan que se lleve muy bien con sus primos, todos integrantes de una nueva generación de la realeza en Europa, de la que forman parte Jorge y Charlotte de Inglaterra, así como Jaime y Gabriela de Mónaco.

(Pedro C.Baca)