En esta ocasión, Jennifer Lopez no dejó nada a la imaginación de sus seguidores.

Un día antes de la celebración del 4 de julio, la cantante ofreció un concierto en la Ciudad de Nueva York, presentación para la cual optó por lucir un atuendo de lo más exuberante y revelador. El look constaba en un vestido largo de color negro con una reveladora abertura en la parte de enfrente, justo a la altura de sus piernas y caderas.

Si se te hace que eso ya era demasiado, te sorprenderás aún más, pues al momento de girar mientras bailaba, el vestido se abrió dejando ver más de la cuenta y haciendo notar que aparentemente y según los rumores, la cantante no traía nada de ropa interior. ¿Será cierto?

Definitivamente en un futuro, J.Lo pensará al doble cada uno de los vestuarios que se pone.

 

Redacción/PHOTOAMC.

TE PUEDE INTERESAR