Edith González recibió la más dura de las noticias hace meses. El
cáncer de ovario epitelial había acabado con su sistema inmune, no había nada más que hacer para los médicos.

Con gran entereza, la actriz ordenó su vida y preparó a su hija
Constanza Creel de 15 años para el terrible desenlace.

La artista de 54 años perdió la batalla contra el cáncer de ovario, un padecimiento que es la segunda causa de muerte entre las mexicanas por tumores malignos.

El cáncer de ovario es un homicida silencioso que se confunde con colitis, dice la doctora Valentina Gallart, gerente médico de la División de Salud de la Mujer de AstraZeneca México.

En México, aproximadamente 4,000 mujeres cada año son diagnosticadas con ese tipo de neoplasias, y 75% de estos son detectados en etapas avanzadas, lo cual dificulta su tratamiento y disminuye el índice de supervivencia.

Este cáncer ataca silenciosamente.
Foto cortesía: Houston Methodist Hospital


El cáncer de ovario suele no presentar síntomas específicos. En las primeras etapas estos suelen confundirse con el síndrome del intestino irritable (colitis) o molestias pélvicas, lo cual significa que pueden pasar de seis a 12 meses sin un diagnóstico correcto.

Ante este panorama, la experta señaló que “en el país aún nos queda mucho qué aprender acerca del cáncer de ovario. Es importante que los especialistas informen a las mujeres de entre 40 y 60 años sobre los estudios que deben realizarse para detectar a tiempo el padecimiento y así llevar un tratamiento que les permita preservar su vida. Todas debemos acudir por lo menos una vez al año con un especialista y conocer los factores de riesgo”.

De acuerdo con investigadores del Houston Methodist Research Institute y el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, un medicamento para enfermedad renal podría ser usado en el tratamiento del cáncer de ovario.

Ante la poca esperanza de sobrevida de las pacientes con ese tipo de neoplasia, los científicos descubrieron que el calcitriol, fármaco aprobado por la FDA estadounidense para el tratamiento de la deficiencia de calcio y enfermedades renales, puede aumentar la probabilidad de sobrevivir al cáncer de ovario epitelial, la forma más común y difícil de la enfermedad.

Los investigadores del Houston Methodist Hospital buscan una solución al cáncer de ovario.

La investigación preclínica, publicada en el Journal of National Cancer Institute, revela que el calcitriol podría romper la comunicación entre las células cancerosas y los fibroblastos, y juega un papel importante al reducir el crecimiento del tumor.

Este hallazgo abre una nueva vía potencial para tratar el cáncer de ovario, y una esperanza de vida a miles de mujeres.

Factores de riesgo
1.- Edad.

2.- Obesidad.

3.- El no haber tenido hijos.

4.- La menopausia. El mayor número de casos diagnosticados sucede después de este periodo. Aún no existe una prueba específica para su detección oportuna.

5.-  Factores hereditarios. Es uno de los más importantes dado que el riesgo de padecer la enfermedad aumenta significativamente si uno o dos familiares en línea directa padecieron cáncer de ovario o de mama. Se estima que hasta un 44% de las mujeres que heredan una mutación desarrollarán cáncer de ovario en algún momento de su vida.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu / Fuente: AstraZeneca y Secretaría de Salud.

Fotos cortesía: Houston Methodist Hospital y Tv Azteca.