No hay nada peor que llegar al salón y por las prisas de escoger un color de tinte, escoger uno equivocado. Para que esto no te pasé, lo que tienes que hacer es investigar un poco sobre ti misma. Debes de poder contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿ Eres de piel cálida o fría?
  2. ¿De que color es tu piel, morena, bronzeada o blanca?
  3. ¿De que color son tus ojos ¿Marrones, Azules, Verdes, miel, gris?

Ya que hayas contestado las preguntas de arriba, siendo 100% honesta contigo misma, puedes continuar con el proceso de escoger tu color de pelo ideal.

 

Color de piel Café Rubio Rojizo
Piel blanca fría Con tonos chocolates (para dar calidez a tu rostro) Más amarillento que blanco. Intenta el champagne Escoge uno que en tono cobre. Si te atreves, que sea obscuro.
Piel blanca cálida Que sea uno café claro. Igual le puedes incluir luces y se verá bien. Tu puedes utilizar el güero platino, o sea, casi blanco. Puedes pertenecer a la moda del strawberry blonde. ¡Inténtalo!
Piel bronceada fría Intenta los castaños color caramelo y avellana. No puedes dejar de atreverte a usar el decolorado. Prueba el caoba. Un rojizo muy obscuro.
Piel bronceada Cálida Intenta el café más negro que haya. No te vayas por un güero muy claro. Aplica un color más tenue como el miel. Usa uno que tenga una base suave.
Piel morena fría A ti te queda mejor el café muy obscuro. Intenta un güero con tonos rojizos. No lo pienses más y lánzate a probar un tono cobre obscuro.
Piel morena cálida Prueba el castaño obscuro. Puedes aplicar un decolorado de café a rubio más blancuzco. Un café rojizo es como mejor lucirás.

 

 

(Carolina Arellano S.)

TE PUEDE INTERESAR