Un estudio de campo de la Universidad de California demostró que la mayoría de los padres presenta cierta preferencia inconsciente hacia uno de los hijos, considerado como el más saludable o con mejores posibilidades de reproducir exitosamente a la familia, lo que acarrea conflictos entre el hijo predilecto y sus hermanos. Según la interesante investigación, los favoritos son caprichosos y narcisistas y, los excluidos, sufren merma sensible de su autoestima y presentan bajo rendimiento escolar.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu
 

TE PUEDE INTERESAR