En un verdadero paraíso, con playas de arena fina y blanca, aguas cristalinas y hermosa flora exótica, se encuentran los recién casados Pippa Middleton (33 años) y James Matthews (41), quienes escogieron un “rinconcito” de la Polinesia francesa para disfrutar de su luna de miel.

La cuñada de Guillermo de Cambridge eligió, para su viaje de bodas, el resort ecológico The Brando, complejo situado en la isla de Teriatoa que adquirió el actor Marlon Brando en los años 60 tras enamorarse del paisaje.

Al lugar solamente se puede llegar en avión privado, lo que ha dificultado el trabajo de los paparzzi.

Por ahora sabemos que la elección de Pippa sorprendió a su entorno, pues se esperaba que optara por la isla de Bartolomé, en el Caribe, ya que Matthews posee varias empresas, entre ellas el hotel de lujo Eden Rock St. Barths , en aquel lugar.

Pero terminó por escoger el romanticismo y la privacidad de la Polinesia. Con todo, en sus primeros días como marido y mujer cuentan con todos los lujos imaginables, aunque siempre teniendo en cuenta el respeto al medio ambiente del que hace gala el resort inaugurado en 2014.

Allí disfrutan, de una de las 35 villas privadas que componen el resort, así como de varias piscinas de borde infinito con vistas a la playa, camas king size, dos restaurantes gourmet, huerto de frutas y verduras orgánicas y el Varua Te Ora polynesian Spa, que ofrece todo tipo de tratamientos en las habitaciones o sobre el agua.

Además, la pareja puede contratar también excursiones de buceo, paddlesurf, paseos en kayak, senderismo, clases de baile polinesio, fitness, pesca de altura o visitas a otras playas privadas cercanas para descubrir corales de colores.

Para cada una de las noches que pasarán en The Brando el multimillonario Matthews destinará unos 6 millones de pesos. A él lo que más le importa es que Pippa se sienta tratada como una princesa.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR