Para honrar los 20 años de la colección Millenary, la casa relojera suiza echó la casa por la ventana en la creación de lo que se puede definir como una joya de tiempo atemporal: el modelo Hand-Wound de la colección Millenary, de diseño contemporáneo que se combina con una habilidad mecánica excepcional. Mas son sus detalles soberbios los que que lo hacen digno de que lo porte una mujer que se sabe compleja, independiente, misteriosa y desafiante.

Millenary Hand-Wound

La pieza vino acompañada de una campaña intensa fotografiada por David Bailey, quien así la definió haciendo alusión a la mujer que portará este tesoro de manecillas y diamantes: “Entre más fuerte la mujer, mayor el misterio. Todas tienen una historia, es cuestión de descubrirla”.

Con correa en piel de cocodrilo gris aperlado, engastado en diamantes tanto en su caja de oro blanco como en la esfera que parece estar suspendida en el interior de su mecanismo, caja que arropa 438 piezas de diamantes y unas manecillas en oro azulado, esta pieza es el objeto de deseo para portar con elegancia (y sí, desde luego, un poco de presunción).