El amor entre el Príncipe Harry y la actriz de Suits, Meghan Markle ha sido uno que se ha seguido desde el principio. Por lo que sabemos, el afecto que tiene Harry por ella va muy lejos, tan lejos que está dispuesto a tomar un vuelo redondo de mínimo 160 km para ir a recogerla antes de la boda de Pippa Middleton.

Así que cuando nos enteramos que ha estado recogiendo a la actriz en Heathrow durante meses, no nos sorprendió (tanto). Aparentemente Markle ha ido a visitar a su príncipe varias veces a Londres, pero la gente no se había dado cuenta ya que la pareja tenía una rutina para mantenerlo lo más secreto posible.

Lo que se sabe es que Meghan (gracias a las influencias de Harry) ha podido saltarse algunos de los trámites en cuanto llega al aeropuerto de Londres y llegar directo al coche de su príncipe, quien la espera en una de las salidas privadas.

¡Nos encanta saber que los príncipes azules sí son reales!

TE PUEDE INTERESAR