George Clooney es todo un príncipe… dentro de la industria del cine, pero podría incorporarse a la realeza de verdad, si se confirman los rumores de que su esposa Amal y él serán padrinos de bautizo del primogénito de los duques de Sussex.

Como todos sabemos Harry y Meghan de Sussex están empeñados en disfrutar su paternidad fuera de las reglas del estricto protocolo británico.

Por ello, renunciaron temporalmente a cualquier título nobiliario para su niño, a quien «simplemente» debemos llamar Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

Mientras más se aproxima el momento del bautizo del pequeño, crecen las apuestas sobre que tendrá entre sus padrinos a Clooney y su esposa.

De concretarse esta situación, ambos se convertirán en compadres de los populares duques y, de una u otra forma, formarán parte de la realeza inglesa.

El actor y su esposa, empresaria y activista pro derechos humanos, son amigos cercanos de la ahora duquesa de Sussex desde los tiempos en que ella brillaba en la TV estadounidense, y se han convertido en sus más acérrimos defensores ante los medios.

¿Será esto suficiente para conferirles el honor de ser padrinos de quien por ahora ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión del trono británico?

No todos los miembros de la Casa Real apoyan la idea. Aseguran que tarde o temprano Archie se convertirá en príncipe y creen que debe tener padrinos de mayor alcurnia. ¿Será?

Por Pedro C. Baca

Foto PhotoAMC