En Primera Plana o Spotlight (en inglés, su idioma original) será probablemente la película que le haga mayor competencia a El Renacido, de González Iñarritú para llevarse la estatuilla de oro en los próximos premios de la Academia. ¿O se convertirá en ganadora irrefutable?

Con un guión minucioso y exquisito, una trama de la vida real y la actuación de cinco estrellas por parte de grandes actores como Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, John Slattery, Stanley Tucci y Liev Schreiber, esta producción hollywoodense da más un respiro de cine de arte que de blockbuster, mas su dirección por parte de Thomas McCarthy la convertirá en taquillera de los que gustan de una buena historia.

Spotlight 3

Esta nominada al Oscar trata de cómo un grupo de reporteros dentro del periódico The Boston Globe, que forman parte de una exclusiva subdivisión de periodistas expertos y que realizan reportajes de profundidad, comienzan una exhaustiva investigación acerca de diversos casos de curas acusados por sus víctimas de haber abusado de ellos durante su infancia. La historia original se remonta hacia el año 2002 y en su vibrante camino hacia la verdad, el equipo de reporteros encuentra una senda plagada de obstáculos, así como de sorpresas fuera y dentro de su propio periódico.

Al final, la historia logra su cometido, y un gran número de sacerdotes resulta ser culpable de pedofilia, poniendo a la Iglesia Católica en el ojo del huracán durante un periodo largo de investigaciones, notas y escándalos. A partir de que El Boston Globe ganara en 2003 el Premio Pulitzer al servicio público por sacar a la luz una amplia trama de encubrimiento de casos de pederastia en la archidiócesis de Boston, un sinnúmero de casos similares se empezaron a destapar tanto en Estados Unidos como en el mundo entero.

Spotlight 1

Una película altamente recomendada tanto por su excelencia en realización como por su relato informativo de lo que realmente sucedió durante años en una ciudad apegada tanto a la Iglesia Católica.

NOTA: No apta para católicos extremos; vimos a varios salirse de la sala del cine muy enojados.

(Por Fernanda García Villaseñor)