Son muchas las expectativas en el Reino Unido por el nacimiento del tercer bebé de los duques de Cambridge, Guillermo y Kate, quienes están felices porque ya tienen un periodo tentativo para recibirlo. Será en algún momento de abril del próximo año.

La duquesa tiene casi cinco meses de embarazo, el cual ha transcurrido “sin novedad”, si tomamos en cuenta que ya se esperaba que presentara hiperémesis gravídica, padecimiento que acentúa los mareos y vómitos vinculados al estado de buena esperanza. En estos casos se vuelven casi insoportables.

El padecimiento es una afección genética que se presenta solamente en 1% de los embarazos, pero detalle curioso, Kate lo ha vivido en sus tres gestaciones. Felizmente, los príncipes Jorge y Carlota nacieron en perfectas condiciones y a través de parto natural.

Kate y William con sus hijos, Carlota y Jorge.

Todos esperan que en este caso suceda lo mismo.

A pesar de todo, la futura reina consorte de los británicos ha mantenido su agenda oficial, solamente moderando un poco la cantidad de compromisos a los que asiste.

En cuanto a las molestias, no ha negado lo mucho que la han afectado, pero asegura que es mayor la ilusión de recibir a su bebé y cumplir un sueño en común con su esposo, formar una familia numerosa.

Respecto al género de este nuevo royal, se conocerá hasta el momento de su nacimiento. Lo que ya es un hecho es que será el quinto en la línea de sucesión al trono, lo precederán su abuelo, el príncipe Carlos, su padre Guillermo, y sus hermanitos Jorge y Carlota.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR