Es probable que esta pregunta jamás te la planteaste porque has comprobado que tienes grandes habilidades sociales, conversacionales, velocidad de mente y mucha simpatía; sueles ser el foco de atención en las reuniones con amigos o con personas que apenas acabas de conocer, y en las fiestas la gente parece sentirse a gusto con tu cercanía. Si eres una de esas personas, ¡felicidades!, pero si acaso has tenido esa duda que revolotea como mosca incómoda en la oreja, puedes revisar algunas características que tienen las personas aburridas y cotejar si te identificas con alguna de ellas.

Estas conclusiones se publicaron originalmente en un medio de negocios, el Business Insider en su sección Estrategia, y el autor de “Qué hace a la gente extremadamente aburrida” a su vez se basó en una consulta del portal Quora –el cual hace preguntas y los usuarios responden e interactúan– y algunos estudios sicológicos. No debe sorprendernos que una publicación así se fije en el tema porque estamos de acuerdo que para hacer buenos tratos es muy conveniente ¡no aburrir a los posibles socios!

Aquí está nuestra selección de…

 

Cosas que hace la gente aburrida:

1. Tiene conversaciones desbalanceadas. O sea, no tiene ritmo entre lo que dice y escucha, se va de uno al otro extremo, habla demasiado o está muy callada.

2. No sabe si los demás están enganchados a la conversación. Si no sabes leer el lenguaje corporal de los otros cuando no la están pasando bien, hay problemas.

3. No puede hacer reír a los demás. El humor muestra una flexibilidad de pensamiento, y la gente aburrida carece de la habilidad para evaluar una idea o un hecho y darle una perspectiva luminosa.

4. Siempre hace lo mismo. Vivir una vida sedentaria y muy programada con los mismos eventos no te hace divertido. Para mejorar las conversaciones hay que tener diferentes experiencias.

5. Nunca tiene nada que decir en la charla. El aburrido-callado piensa que sus historias no son interesantes. Es ese que ante cualquier planteamiento dice: “No lo sé”, “Creo que puede ser”, “Supongo”.

6. No sabe contar una buena historia. Para interesar a otras personas hay que saber decir algo de manera interesante, y estar abierto a escuchar con atención las historias de los demás.

7. No incluye a los demás en la conversación. Si no dejas que los otros se involucren en tu conversación y en cambio entras en un montón de detalles sin importancia de tus propios asuntos, harás que la otra persona se quiera morir.

Hay otras características pero estas son clásicas. Podemos decir que también son aburridos los que siempre sacan a la menor provocación su tema favorito, en el que son expertos, o quien checa su celular continuamente mientras conversa, y muchos más. Pero valgan estos ejemplos para estar advertidos y evitar ser unos fastidiosos.

(Por: JRH)