Existen muy pocas personas que disfrutan el tener que depilarse cada vez que quieren usar una prenda que muestre un poco más de piel. Es por eso, que si realmente no eres fan de tener que incluir la rasurada en su rutina de belleza diaria, una gran opción es la depilación láser.

Este tipo de depilación consiste en utilizar el efecto del láser para poder eliminar el folículo capilar y por lo tanto terminar con el vello. Lo único malo es que este proceso no funciona para todos, por lo que es importante saber si tu eres una candidata para este proceso.

Funciona en casi todos los tipos de pieles

Hoy en día se dice que el láser funciona en todos los tipos de pieles gracias a las nuevas tecnologías. Sin embargo, como el láser lo que hace es atacar el pigmento, personas con la piel muy oscura pueden llegar a tener quemaduras.

No funciona con todos los colores ni todos los tipos de vello

Esta manera de depilación es más efectiva en personas con pelo castaño oscuro y negro. El láser no es igual de efectivo con el vello rubio, pelirrojo claro ni blanco. Por otro lado, también está comprobado que el láser sirve mejor en vello grueso que en el delgado, por lo que si ese es tu caso, son menores las posibilidades de eliminarlo en  su complitud.

Depende de la persona, la cantidad de sesiones que necesitará

La depilación láser es un proceso que consiste en varias sesiones. La cantidad de veces que tengas que ir a que te eliminen los vellitos depende mucho de cada persona ya que el ritmo de crecimiento del vello es personal.

 

 

TE PUEDE INTERESAR