La próxima vez que mantengas una conversación con una amiga, con tu pareja o con alguien de tu familia, intenta practicar la escucha atenta. Presta atención solamente a lo que te están diciendo, sin dejarte llevar por lo que tú opinas sobre el tema o por lo que vas a decir cuando sea tu turno. Si lo haces, es probable que descubras que atender a la otra persona sin tener la tentación de intervenir no resulta tan sencillo como parece.

Para conseguir una escucha atenta, el psicólogo estadounidense John Grohol propone repetir, a modo de reflexión, lo que te acaban de decir. Esto te ayudará a centrarte en el punto de vista de tu interlocutor y redundará en una mayor capacidad de comprensión y empatía, que significa la capacidad de identificarse con la otra persona y compartir sus sentimientos.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Google