Aunque no han sido todas (como Pocahontas y Mulán), son varias las princesas de Disney que han pasado a la historia vistiendo un look en color azul.

La razón es simple, Leatrice Eiseman, del Pantone Institude, comenta que principalmente es una forma de empoderar a la mujer. En palabras de Eiseman, “Es una forma sutil de decir: Sí somos mujeres y niñas, pero podemos ser fuertes también”.

Bajo esta premisa, también se comenta que el color azul en los vestidos de las princesas, es un guiño a romper con los estereotipos. Pues con ellos se busca dejar de lado la idea de que las mujeres solo deben vestir de rosa.

Además el azul es un referente del cielo, lo cual lo vuelve un tema de optimismo, aspiración y confianza.

¿Tú qué opinas?

 

TE PUEDE INTERESAR