Cuando se está en una relación es muy común empezar a pensar en la intimidad con tu pareja. Pero a lo mejor y no estás segura de que es el momento indicado o que tu media naranja realmente sea con quien quieres compartir la experiencia. Para que estés lista, te damos un par de consejos para que no te arrepientas de tu decisión.

  1. Asegúrate de que tu pareja es la adecuada.

Con quién vas a compartir esta experiencia debería ser una persona con la cual te sientas cómoda y segura física y emocionalmente.

  1. Debe de ser en el momento adecuado.

Sabrás que es el momento correcto porque confías al 100 en tu pareja y además de eso, sus valores, goles personales y de la relación son compartidos.

  1. Debes de estar dispuesta a hablar.

Muchas veces cuando no has tenido relaciones sexuales con tu pareja, te puede dar pena pedir lo que te gusta y te hace sentir bien. Si esto es así, no es el tiempo de empezar a tener sexo. Debes de poder hablar con tu pareja, explicarle que te gusta y que te lastima.

  1. Los dos tienen que querer empezar a tener relaciones.

Solo porque tu estas lista no significa que tu pareja lo esté, recuerda que siempre debes de respetar los deseos del otro.

  1. Tienes que saber cómo protegerte.

Antes de empezar a tener sexo con tu pareja, habla con una persona que te pueda explicar como te puedes proteger y no solo del embarazo sino también de las enfermedades de transmisión sexual. Si es necesario para que te sientas más cómoda y segura, hazte un examen y pide a tu pareja que también lo haga.

 

TE PUEDE INTERESAR