Como lo hemos escuchado infinidad de veces –y suele ser cierto–, más que una dieta quita-peso todos podemos buscar el equilibrio en estilos de vida que incluyan alimentación variada y sin excesos constantes.

Comer bocadillos antes de dormir no atenta ni compromete necesariamente el metabolismo, sin embargo déjanos decirte que no toda la comida puede ser recomendable para ser consumida al final del día. Diversos estudios indican que aquellas personas que duermen adecuadamente tienen menos problemas con el sobrepeso, y con base en ello te enumeramos algunos alimentos que podemos evitar al caer la noche si entre otros objetivos tenemos el perder peso, sobre todo luego de las fiestas decembrinas.

Foto: PxHere

Como siempre, no lo tomes como una prohibición, sino que son recomendaciones que pueden ayudarte a tener un buen aprovechamiento de lo que ingieres antes de acostarte. Aquí te va la lista de alimentos que deberías dejarlos para la tarde:

Té verde

A esta bebida la recomiendan en innumerables listas de buen comer. Sin embargo, este infusión no necesariamente contribuye a relajarte, por la cantidad de cafeína que contiene, lo cual puede dificultarte el dormir. Y otra vez: cuando no duermes larga y continuamente, comprometes el buen  funcionamiento de las hormonas que regulan el apetito.

Chocolate

Otro producto delicioso que por ser fuente de estimulantes como cafeína y azúcar podría dificultarte el sueño, y no sólo eso, sus ingredientes podrían ser almacenado en forma de grasa mientras duermes. Sabemos que un trozo de chocolate con 70% de cacao puede contribuir con tu buen comer al alejar los antojos por los postres, pero consume con sabiduría este alimento para regular tu metabolismo.

Vino y sus cómplices: las pastas.Vino

Para muchos la noche es el momento ideal para tomarse una copa de vino, y muchas investigaciones señalan los beneficios de tomar esta bebida de uva con moderación. Por eso muchos tienen el hábito de beber su copita antes de dormir, pero debes tener en cuenta de que cualquier bebida alcohólica, a pesar de que efectivamente al principio te da la sensación de relajación, también compromete el proceso de sueño y por tanto de adelgazamiento. Seamos precavidos.

Pastas

Los carbohidratos simples promueven los cambios bruscos en los niveles de glucemia y perjudican la calidad del sueño y la dieta. Por lo tanto, puedes comerlos antes de dormir pero sólo de vez en cuando, no de forma habitual.

Alimentos enlatados

Haz la prueba: después de comer alimentos enlatados puede darte algo de sed. Esto se debe a que las comidas industrializadas suelen presentar una alta concentración de sodio en su composición, lo que causa la sensación de hinchazón y puede motivar un incremento en el peso. Tómalo en cuenta para que prefieras alimentos crudos o que no hayan sido tan procesados.