Seguramente de tan sólo pensarlo sentiste frío,  ¿verdad? Sin embargo, hacerlo le trae increíbles beneficios a tu piel, los cuales no podrás rechazar  ¡Te los enlistamos!

Los 5 beneficios:

1. Previene las tan odiadas líneas de expresión

2.Reduce los poros abiertos

3. Disminuye la inflamación y refresca la piel

4. Promueve la circulación sanguínea mejorando notablemente la apariencia de la piel.

5. Lo mejor de todo: ¡puedes realizarlo desde casa!

 

 

Procedimiento

1.Es muy sencillo: toma un pequeño cubo de hielo y envuelvelo en una tela delgada que te permita sentir el frío pero sin estar en extremo contacto con tu piel.

2.Frótalo delicadamente en tu rostro y cuello sin exceder el tratamiento más de 10 minutos.

3.Realiza el procedimiento por las mañanas antes de colocar tu crema hidratante. Te recomendamos hacerlo por lo menos 2 veces por semana.

 

TE PUEDE INTERESAR