Su nombre es Hamdan Bin Mohammed Al Maktoum pero sus allegados lo llaman “Fazza”. Nació el 14 de noviembre de 1982 en el emirato de Dubai y es hijo del jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum, actual primer ministro y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos.

Detrás de su padre

El jeque es propietario del 99.67% de Dubai Holding, conglomerado valuado en 12,000 millones de dólares. En algún momento esta propiedad pasará a manos de Fazza por ser el primogénito.

En cuanto al príncipe, no se trata solamente de un joven multimillonario con título de nobleza. Fazza de Dubai se graduó en la London School of Economics y se sometió a estricto entrenamiento físico en la Escuela Militar de Sandhurst.

Actualmente, representa al gobierno de su país en foros internacionales relacionados con energéticos y globalización.

Aparte de atender sus responsabilidades, se da tiempo para cabalgar, jugar polo y atender a su media docena de halcones. También le estimula saltar en paracaídas, esquiar, nadar y tomar selfies en lugares espectaculares.


Tiene su propia página web (www.fazza.ae) y ocupa su cuenta de Instagram para compartir fotos estando en su casa, ejercitándose o en compañía de sus sobrinos. Tiene casi 5 millones de seguidores en redes sociales.

Con sus sobrinos

El hecho de que comparta su vida con todo el mundo es algo que llama la atención porque este príncipe forma parte de una de las dinastías más herméticas y apegada a sus creencias y costumbres. Por su credo musulmán, el heredero no debe mostrarse en público conviviendo con mujeres solteras.

Su futura esposa

A escondidas ha tenido decenas de romances, siempre sin ilusionarse demasiado porque en algún momento deberá casarse con su prima la jequesa Bint Saeed, siete años mayor que él.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR